Inicio > Cómo crear negocios exitosos > Análisis de las propuestas de los candidatos a la Presidencia. Tema: Educación

Análisis de las propuestas de los candidatos a la Presidencia. Tema: Educación


Este artículo es la continuación de uno de mis anteriores artículos, “El estruendo del silencio“, que escribí el 25 de Mayo, donde inicié un análisis de las implicaciones que para nuestra economía tendría realizar las propuestas de cada uno de los candidatos a la presidencia en el tema de Economía.

Me permito insistir en que yo tengo muy clara mi elección. Me gustan mucho las propuestas de Quadri y pienso votar por él, a menos que confirme mi sospecha de que si las cosas se le complican a Peña -como es evidente que ya está ocurriendo-, éste acepte la alianza que Gordillo le propuso hace unos meses, con lo que los votos que uno destine a Quadri se conviertan en voto útil para el PRI.

Si lo anterior ocurriese, entonces votaría por López Obrador. Pongo a AMLO en segundo término porque en lo personal no me identifico con los movimientos de izquierda. Soy pragmático en este sentido. No solo es mi parecer, sino que es algo que vemos a diario, el hecho de que parece que ningún movimiento izquierdista está destinado a funcionar. Hay que ver a la extinta Unión Soviética, a Cuba, a Venezuela, a Bolivia, a Grecia y el caso reciente y curioso de Francia, gobierno al que Angela Maerkel ha recordado muy recientemente que debe cumplir sus obligaciones con la Unión.

El dilema que percibo en movimientos de izquierda es que, por cumplir los compromisos sociales que adquieren con sus simpatizantes, de llegar al poder, la única forma que tienen de conseguirlo es inflando el gasto público. Si no existe un adecuado balance macroeconómico entre las políticas fiscal y monetaria, esto suele conducir a déficits que llegan a acumularse al extremo de producir los descalabros económicos que nos han llevado al caos financiero global.

No obstante y a pesar de mis reservas contra este movimiento, considero las propuestas de AMLO las segundas en mi preferencia y concuerdo con los fundamentos en los que apoya la mayoría de ellas.

En esta ocasión pretendo concentrarme en lo que los candidatos tienen para ofrecer en el tema de la educación, un tema para nada trivial y que considero fundamental para el desarrollo de este país.

Enrique Peña Nieto

Como ya es su costumbre, el más somero y baladí. Ofrece cosas que no explica y lo forza a uno a adivinar qué quiso decir.

Escuelas dignas

Esta propuesta particular tiene una gran conexión con los mensajes acusatorios del PVM. Debo confesar una cosa. Tengo hermanos maestros y su opinión es altamente relevante para entender el sentido de estos mensajes.

En sus mensajes, el PVM acusa a las escuelas de forzar a los padres de familia a pagar cuotas en escuelas públicas. La parte del mensaje que no aclara el PVM es que es obligación del Estado asignar un presupuesto para gastos tales como el mantenimiento de las escuelas y la adquisición de material para llevar a cabo la función educativa. Sin embargo, aunque el Estado promete la asignación de dichos recursos, éstos nunca llegan a su destino programado.

Para resolver este problema, en las escuelas se forman comités -las asociaciones de padres de familia-, que son quienes cobran estas cuotas a ellos mismos -los padres de familia- y son ellos quienes las administran sin que el personal de las escuelas tenga acceso a dichos recursos.

Es lindo prometer que las escuelas contarán con los servicios que requieren para cumplir su función, que tendrán acceso a mobiliario y equipo, pero definitivamente sería mejor cumplir efectivamente estas promesas.

Nuevamente -como ocurre con la propuesta del PVM con relación a los vales para medicamentos-, el problema no es que se cobren cuotas a los padres de familia, sino que el presupuesto que se destina a tales fines no llega nunca al propósito para el que se destina.

En mi opinión, esta es una de las peores falacias de este candidato.

Más y mejor educación

En palabras de quien no es capaz de mencionar tres libros que hayan influido en su vida.

Todos hemos visto en los medios cómo se generaliza diciendo que la paralización de la educación es culpa de los maestros.

Esto también es una vil mentira. ¿Alguien ha notado que las marchas y plantones que organizan los maestros ocurren en ciertas regiones del país, como en el Estado de Guerrero -por poner un ejemplo?

No son todos los maestros de todo el país, es solo un grupo reducido y bien localizado de maestros.

Otra cosa que hemos escuchado hasta el cansancio en los medios es el rechazo de los maestros a la evaluación, generalizándolo también.

La realidad es que quienes rechazan esta evaluación, son el mismo grupo que organiza los plantones, no todos los maestros de todo el país.

En Guanajuato -de nuevo, a manera de ejemplo-, fueron los mismos maestros quienes propusieron esta evaluación a través de su sindicato. Ellos lo perciben no solo como una oportunidad para dar un mejor servicio a los estudiantes, sino como una alternativa que les dé acceso a maestrías y doctorados para mejorar su desempeño.

No se puede escatimar con este tema. Una educación de calidad es imprescindible para crear condiciones de una mejor calidad de vida para los mexicanos y -dado que nuestra propia Constitución lo garantiza-, debe ser compromiso del Estado hacer disponibles los recursos para que esto tenga lugar.

Peña se equivoca al colocarlo como propuesta de campaña y promover como iniciativa propia algo a lo que estaría obligado si ganara las elecciones, ya que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos así lo establece.

Escuelas de tiempo completo

No puedo criticar algo que -tan evidentemente-, sería un beneficio para el país. Lo que si puedo hacer es cuestionar las verdaderas razones detrás de esta propuesta.

Maestros en Chilpancingo, Gro. demandan que se les permita heredar sus plazas a sus hijos o a terceras partes.

Esto pone en evidencia un problema gigantezco que el mismo Gobierno ocasionó. La demanda por puestos de trabajo de los egresados de las Normales excede por mucho -y desde hace mucho tiempo-, la oferta laboral que la SEP puede garantizar.

Esta propuesta tiene más apariencia de resolver un problema que el mismo Gobierno ocasionó, que de ofrecer una educación de más calidad para los estudiantes.

Pero aceptemos sin mayor cuestionamiento esta propuesta. De un modo u otro, podría asegurar puestos de trabajo a los egresados de las Normales.

La pregunta ahora es: ¿no sería deseable mejorar también el desempeño de las Normales en su función de preparar maestros? ¿Hay alguna propuesta concreta para atender a esta necesidad?

Josefina Vázquez Mota

Una vez más, JVM da solo respuestas ambiguas y vagas con respecto a sus propuestas específicas. No obstante, es posible inferir las siguientes:

Despolitizar la educación

Sin expresarse claramente, JVM habla de construir alianzas con padres y maestros, puntualiza que -para ella-, la educación es un tema prioritario y de gran importancia  para construir un México para todos, e indica que es necesario tomar decisiones importantes, sin mencionar una sola de ellas.

Leyendo entre líneas, la pregunta clave es si acaso el PAN tiene planes de privatizar la educación. ¿Acaso esta propuesta va dirigida a este propósito? ¿Por qué habla de “despolitizar” la educación?

Démosle el beneficio de la duda y supongamos por un momento -por un breve instante-, que no se refiere a privatizar la educación.

Las alianzas que propone y las decisiones importantes de las que habla, son las mismas que el sindicato de maestros ha expresado -como lo expliqué párrafos más arriba-, solo que -al igual que Peña Nieto-, JVM considera que el sombrero ajeno le queda bien y se lo pone.

Históricamente, los sindicatos surgieron como un medio para proteger los intereses de los trabajadores. Con el transcurso de los años, algunos sindicatos se politizaron al grado de beneficiar a sus líderes a costa de los trabajadores.

El sindicato de la educación no es la excepción.

Esta despolitización puede fácilmente relacionarse con una rencilla entre JVM y EEG, por diferencias que ocurrieron entre ellas. Tal vez sea solo una vendeta, pero como esto es algo que solo ellas dos conocen y -nosotros-, no podemos hacer nada, aparte de especular, analicemos lo que implicaría la despolitización de la educación.

Si se refiere a eliminar el sindicato, esto dejaría desprotegidos a los trabajadores de la educación.

En lo personal, yo he trabajado en empresas en las que no existe la posibilidad de formar un sindicato. Yo prefiero que sea así. Pero estas empresas son privadas y se rigen por normas y procedimientos que tienen el objetivo de aumentar la productividad a través de la eficiencia ya que -si no lo hacen-, el mismo mercado les obligaría a desaparecer.

Lamentablemente, en nuestro sistema de Gobierno no podemos aspirar a estos ideales. Nuestro Gobierno -seamos honestos-, no está diseñado para promover la eficiencia y aumentar la productividad. Esta diseñado para otorgar poder a unos cuantos por sobre la mayoría.

Sin la protección del sindicato, los educadores quedarían a expensas de un Gobierno al estilo Foxista, que pretendía gobernar al país como si tratara de dirigir la Coca Cola, Co.

En lo personal, considero que nuestro Gobierno no está a la altura de las circunstancias. Cuando tengamos un sistema educativo como el Suizo, con un Gobierno como el Suizo, entonces -y solo hasta entonces-, creo que JVM tendría razón.

Modernizar la educación

De nuevo, JVM saluda con sombrero ajeno. Esta necesidad fue puesta en evidencia por el sindicato de los maestros hace mucho. JVM solo está aprovechando algo que ni siquiera fue su idea.

Adicionalmente, habla de una limpieza interna; es decir, acerca a aquellos de los maestros que estén dispuestos a mejorar -lo cual es bueno-, para deshacerse de todos aquellos que no se alineen -ok, lo admito; también esto es deseable-. Sin embargo, insiste en la despolitización, dejando descaradamente en claro que la cosa va contra EEG, a quien acusa de mantener secuestrados a los trabajadores de la educación.

Andrés Manuel López Obrador

En este rubro particular, nuevamente estoy parcialmente a favor y parcialmente en contra de AMLO. Me sigue haciendo mucho ruido el uso de recursos públicos, pero este tema -considero-, en verdad lo vale. Hay algunos aspectos en los que difiero notablemente de AMLO, pero mantengo la mente abierta.

Garantizar calidad y cobertura de la educación

Para hablar con la verdad, le creo más a AMLO cuando habla de aumentar la calidad del servicio educativo que lo que le creo a los dos candidatos anteriores.

No deja claro cómo pretende lograrlo, solo espero que sea haciéndole caso a las propuestas del sindicato con respecto a las evaluaciones de los maestros y a la oferta, no solo para mejorar sus condiciones laborales, sino también para mejorar su desempeño dándoles la oportunidad de acceder a maestrías y doctorados.

En lo relativo a la cobertura, también me declaro completamente de acuerdo con lo que propone, que es -en concreto-, asegurar la suficiencia de estos servicios para que la gente de clase media pueda ahorrar en concepto de colegiaturas.

Aprovecho para aclarar que no tengo nada contra las escuelas privadas, pero también es necesario considerar que la situación económica que vive el país, no es el mejor escenario para millones de familias que albergan el más caro anhelo de dar educación a sus hijos.

Beca mensual para estudiantes de preparatoria

Como educador en niveles medio y superior, tuve la oportunidad de atestiguar la necesidad de lo que AMLO propone en este sentido.

Muchos jóvenes son forzados a truncar sus estudios debido a la falta de recursos. Otros, pasan por tiempos realmente difíciles para poder continuar sus estudios. Como anécdota, diré que conocí a una chica quién -incluso-, dejaba de comer por darse la oportunidad de continuar su carrera.

Admisión irrestricta para estudios superiores

En este punto -y como educador que alguna vez fui-, no puedo declararme totalmente de acuerdo con AMLO.

Reconozco el derecho de todo ciudadano al acceso a la educación superior, pero necesito poner en evidencia que muchos jóvenes llegan a la universidad sin la preparación adecuada para mantenerse en ella.

El problema surge desde las etapas lectivas tempranas y por ello considero tan importante la primera propuesta de AMLO, con respecto a mejorar la calidad de la educación.

Aumentar el presupuesto a Universidades públicas

Esto me parece adecuado. Mi preocupación se centra nuevamente en el uso de recursos públicos para lograrlo.

Una mejor alternativa -creo-, sería conseguir que las Universidades se financien a través de la oferta de desarrollo de tecnologías para las Empresas.

Población de 5 millones de estudiantes en Universidades al final de sexenio

Aplaudo esta propuesta. Me parecería mejor si éstos -o, por lo menos, la mayoría de éstos-, pudieran llegar al doctorado.

Mejor aún me parecería si -además-, se promoviera el desarrollo de la ciencia y la tecnología en las Universidades. Es mi particular percepción que -desde la época de Salinas de Gortari-, se ha puesto mayor énfasis en enseñar cómo utilizar la tecnología que en crearla. Esto ha sumido al país en una casi absoluta dependencia tecnológica con respecto a otros países -principalmente-, los Estados Unidos de América.

Un país que no desarrolla su propia ciencia y tecnología no solo es un país rezagado; también es un país poco competitivo, con un pírrico crecimiento económico.

Gabriel Quadri de la Torre

A pesar de su relación con EEG -que él se empeña en negar-, Quadri todavía me parece que tiene las mejores propuestas en este tema.

Revolución blanca

En esta propuesta, Quadri también habla de la calidad, pero añade la componente del desempeño y establece la vinculación con el sector empresarial como medio de financiamiento.

En lo relativo a la calidad, para mi es claro que se mueve en la misma dirección que las propuestas del sindicato de maestros. Es decir, Quadri puntualiza la diferencia de México con respecto a otros países en el sentido de la cantidad de jóvenes que alcanzan el nivel de doctorado. Enfatiza la importancia de que cada día, más jóvenes lleguen a los niveles más altos que puede ofrecer el sistema educativo y es ahí donde radica el aspecto de calidad del que habla Quadri.

Cuando habla de alto desempeño, se refiere precisamente al punto que para mi es crucial de promover la creación y desarrollo de ciencia y tecnología propias.

Para lograrlo, propone la vinculación con el sector empresarial, como una manera de financiar la investigación y desarrollo en las Universidades.

Quizás yo añadiría la necesidad de crear una educación de la era de la información. Los sistemas educativos actuales están diseñados para una era que hace más de 30 años comenzó a extinguirse: la era industrial.

Hoy, en plena era de la información, la educación debe evolucionar drásticamente para apegarse a las necesidades de un mundo cada vez más globalizado.

Las universidades no deberían ofrecer una retícula estática, diseñada para cumplir las necesidades específicas de la industria, sino una retícula dinámica, que permita al estudiante formarse en sus áreas específicas de interés, a través de certificaciones de validez global, otorgadas por la misma industria.

Igualdad de oportunidades

Al hablar de calidad y desempeño, Quadri necesariamente está ligando estos conceptos a la equidad, tan necesaria para todos los niveles sociales de este país. Al exponer su intención de aumentar la población de estudiantes que cursan el postgrado -el doctorado, sería más preciso decir-, habla precisamente de la igualdad de circunstancias. Igualdad que es tan necesaria, en la que debemos considerar no solo la integración de la gente con menores recursos para darles acceso a la educacón, sino a la igualdad de género.

La mujer -tristemente-, ha sido discriminada por nosotros en cuánto a oportunidades -principalmente laborales- y esta propuesta de Quadri está enfocada a prevenir la discriminación para dar acceso a todos al sistema educativo, de manera que se garanticen mayores niveles de productividad en los ambientes laborales y se mejoren las condiciones de vida de los mexicanos a través de la remuneración que reciben a cambio de su trabajo.

Evaluación y desempeño

En esta propuesta Quadri habla de utilizar la evaluación como herramienta, no solo para mejorar la calidad del sistema educativo, sino también para garantizar el reclutamiento de maestros y funcionarios con las competencias requeridas para ejercer sus funciones con el nivel de calidad que la propuesta demanda.

También habla de la necesidad de perfeccionar y desarrollar el examen nacional de conocimientos y habilidades, instrumento a través del cuál se evalúa a los maestros, no solo al reclutarlos, sino durante el ejercicio de sus funciones.

Uno de mis hermanos me hablaba sobre este y otros exámenes que les aplican a ellos, a raíz de un comentario que escuché, de una maestra que estaba aplicando para una plaza, en el sentido de que le aplicaron un examen en el que le hacían preguntas que ella nunca había visto en la Normal.

Esta es otra de las realidades incómodas que ni el PVM, ni el PRI, ni el PAN están dispuestos a reconocer. A los maestros se les aplican -por ejemplo-, exámenes de carrera ministerial en los cuales se les incluyen preguntas confusas, mal planteadas e -incluso-, que ni siquiera corresponden no solo al nivel que ellos enseñan, sino tampoco al área que atienden.

Esta es a todas luces una manera de discriminar con el objetivo de acotar las oportunidades que tienen los maestros, no solo al momento de la contratación, sino también para mejorar sus condiciones laborales durante la prestación de su servicio a la Secretaría.

Supongo que Quadri se refiere precisamente a combatir esta discriminación.

Escuela y sociedad

Con esta propuesta, Quadri reconoce el papel formativo de la escuela y plantea la necesidad de utilizarlo para formar individuos conscientes, respetuosos de la Ley y de las convenciones sociales. Como un instrumento de integración, compromiso y participación ciudadana.

Existe una tesis acerca de que el individuo preparado es menos propenso a asumir actitudes ilícitas.

Peña y su partido insisten en que esto no necesariamente es así pero, olvidándonos de opiniones poco confiables -dado el nivel intelectual de este candidato, Peña-, hay estudios que relacionan conductas criminales con la bioquímica del cerebro. Se habla incluso del alto cociente intelectual de los asesinos seriales.

Quizás ni la inteligencia, ni la preparación prevengan la proliferación de delincuentes, pero me gusta creer que una formación adecuada del individuo, que considere sus necesidades particulares y propicie un sano desarrollo de su humanidad y le permita reconocer su papel como miembro de la sociedad, puede -efectivamente-, ayudar a prevenir la formación de sociopatas.

Conclusión

Con esto agoto el tema de educación en las propuestas de los candidatos. Deseo insistir en que he tratado de ser lo más objetivo que he podido, aunque exprese abiertamente mis preferencias con respecto a mi intención de voto.

En cada caso, he intentado no solo dar mi opinión particular, sino los fundamentos en los que la sustento, con la finalidad de ayudale a mis lectores a comprender el sentido de cada propuesta y las implicaciones que estas pueden llegar a tener en nuestra economía.

Es trabajo de mis lectores evaluar la información que les ofrezco y forjarse una opinión propia.

Aunque aún no es el momento adecuado para hablar de ello, adelanto que he iniciado una encuesta para sondear las preferencias electorales y -sin que me sorprendiese-, he encontrado una clara preferencia por AMLO. Quizás al segundo que se menciona sea Quadri y se menciona a otros que ni siquiera aparecerán en la boleta electoral. La buena noticia es que nadie ha mencionado -hasta el momento-, ni a JVM, ni a EPN.

Decidí realizar este ejercicio para comprobar algo que ya sospechaba fuertemente: Que estas elecciones se definirán en la Web, antes de llegar a las urnas y que los medios filtran la información para ofrecernos una realidad maquillada que favorece a uno de los candidatos en particular.

Con esto concluyo mi análisis de las propuestas de los candidatos a la Presidencia de la República para estas elecciones del 2012, en lo que concierne al tema de la educación.

Si deseas contactar al autor, escribe a manuelmanrique@comocrearnegociosexitosos.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: