Yo soy #132


Si, yo también soy #132. Yo también deseo información imparcial sobre el acontecer de mi país, yo también deseo ejercer mi derecho a elegir sin que me impongan a un candidato y si, yo también -como ciudadano-, me rehuso a aceptar el regreso al poder de un partido al que no le bastaron 70 años para sumir al país en pobreza extrema, acrecentar la injusticia social, aumentar nuestra dependencia económica y tecnológica favoreciendo a otros paises que se llevaron la mejor rebanada del pastel, que fueron responsables de las peores crisis económicas que México ha sufrido, que censuraron a los portavoces del clamor de los indígenas protestando por un trato más justo y equitativo, convirtiéndolos en delincuentes y traidores a la patria, que ejercen la impunidad que el fuero les otorga y que se vanaglorian desvergonzadamente de su presunción de sumir al pueblo en el sopor de la ignorancia, alimentándola con menos libros y más televisión, para satisfacer sus sórdidos intereses.

Hace casi un mes -el 7 de Mayo, tras el primer debate presidencial-, publiqué un artículo que titulé “Las redes sociales y el Efecto Quadri” en este mismo blog, en el que plasmé la impresión que me ocasionó el ver cómo las redes sociales tomaron repentinamente las riendas para expresar el sentir de la gente y las impresiones que dicho debate les había producido.

Luego, me fui a dormir y -por la mañana de ese mismo día-, cuando revisé las estadísticas de mi blog, me sorprendí al darme cuenta de que las visitas a mi blog se habían duplicado en el transcurso de esa noche.

Eso me motivó a escribir un nuevo artículo, titulado “Estas elecciones se definirán en la Web“, en el que -sin así haberlo planeado-, predecía algo que por mera coincidencia se haría palpable casi un mes después, gracias al candidato en el que menos confío para entregarle -a través de mi voto-, las riendas de este país.

En este último artículo vaticiné -sin tener poderes psíquicos, pero si la visión de lo que no es más que un simple resultado lógico de la era en que vivimos-, cómo estas elecciones tendrían lugar en la Web, incluso antes que en las urnas.

Para ver el futuro no hacen falta poderes psiquicos. Tan solo es necesario el sentido común y para mí fue por demás evidente la gran influencia que tiene la Internet para poner en evidencia los vicios de un sistema corrupto que tiende al colapso.

La Internet tiene este poder porque no pertenece a nadie. Fue creada para el pueblo y -a pesar de que algunas burbujas explotan como ocurrió con la burbuja de las punto com durante los noventas-, tiene el poder de redefinirse y -como el ave fenix-, de resurgir de entre sus cenizas.

Muchos han intentado adueñarse de la Internet inutilmente, sin conseguirlo. No lo han logrado porque la Internet -como herramienta-, otorga poder a la gente; la clase de poder que cuestiona las prácticas monopólicas de unos cuantos y se soprepone a ellas en aras de la libertad, que pone en evidencia la fragilidad de un capitalismo depredador y capitaliza la libertad en una naciente economía global.

Una libertad que puede verse suprimida por la bota opresiva de las empresas mediáticas que no pueden ver un mundo que no se rija por las leyes obtusas que ellos imponen, que no son capaces de comprender que el homo sapiens sapiens ha comenzado a evolucionar hacia el homo interneticus, que no pueden aceptar -a ninguna costa-, que las reglas del juego han cambiado y que una nueva economía ha comenzado ya a perfilarse.

En México, Federico Döring ha impulsado un proyecto de Ley que lleva su nombre, a pesar de que -contradictoriamente-, fue uno de los más entusiastas opositores a la Ley SOPA, de Estados Unidos.

Más allá de que me impidan leer libros que -considero-, no vale la pena comprar, o de ver películas sin tener que salir de mi casa y gastar mi dinero en un boleto de cine, lo relevante de estas imposiciones es que pretenden convertir a la Internet en el hermano mayor que siempre nos vigila, que sigue cada uno de nuestros pasos y audita cada aspecto de nuestra vida, como en la peor pesadilla Orwelliana.

Y todo eso para mantener el poder de los medios, que se empeñan en idiotizarnos con contenidos de cuestionable valor intelectual, que desdeñan las capacidades de los individuos y promueven la estupidez de las masas imponiéndonos antivalores como un modelo a seguir.

Acabo de leer un artículo súmamente interesante, que explica el origen y los fundamentos del Movimiento Yo soy #132, titulado “OPINIÓN: Los jóvenes indignados mexicanos ya levantaron la voz“.

También ví un video que explica con toda claridad cómo los medios manipulan la información para acomodarla a sus propios intereses que -aunque dura 1 hora 19 minutos-, bien vale la pena ver. Se titula “Teletirania: La dictadura de la television en Mexico“.

Cualquiera podría argumentar tan solo con leer el título que no son más que teorías de la conspiración. Solo les invito a ser objetivos y a mantener la mente abierta.

En lo particular, no me gustan las cosas sin explicación, que me obliguen a creer por dogma de fé. Siempre busco explicaciones razonables a las que pueda aplicar la navaja de Occam, que sean predecibles porque obedecen a las leyes estrictas que rigen a nuestro universo.

Si alguien se empeñara en hablarme de ovnis, lo primero que cuestionaría sería que resulta imposible construir un vehículo que recorra distancias enormes y que desafíe las leyes de la inercia y de la gravedad por medios mecánicos.

No rechazaría del todo la idea de que exista vida en otros planetas, ni la posibilidad de que -al menos, en una parte del universo-, exista vida inteligente, ni me resistiría a creer en la probabilidad de que existan civilizaciones más avanzadas que la nuestra, capaces de crear tecnología que una persona común -como yo-, ni siquiera pueda imaginar.

Solo cuestionaría la ingeniería de las naves que hay quienes dicen ver, ya que las explican por medios mecánicos, que son imposibles de acuerdo con las leyes físicas.

El mayor argumento de quienes creen en divinidades consiste en acusar a la ciencia de negar sus postulados. La ciencia no es así. La verdadera ciencia requiere objetividad, requiere mente abierta y -si bien-, hay cosas que la ciencia -aún-, no puede explicar, esta carencia de explicaciones no significa -en lo absoluto-, que las explicaciones no existan.

En otras palabras, la verdadera ciencia no niega la existencia de uno o más dioses, solo intenta explicarlos de manera objetiva.

Apelando a esta postura de objetividad es que hago este planteamiento visceral y le invito a que -más allá de las teorías de la conspiración-, juzgue usted mismo la validez de los argumentos que se plantean en el video que le sugiero.

Después de todo, según mi propia experiencia durante estas semanas, está muy claro para mí que los medios maquillan la información que nos ofrecen, quizás para favorecer a uno de los candidatos y esto lo sé porque he visto cómo -lo que los medios nos dicen-, difiere mucho de lo que ocurre en la Internet, que democratiza la información y mide el pulso real de la población.

Ahora, rechazo categóricamente influir en tu intención de voto. Si tú deseas votar por el PRI, adelante, es tu derecho.

Pero si crees que al país le puede ir mejor con otro partido, te invito que si no votas por Peña Nieto para presidente, tampoco votes por los demás candidatos del PRI para diputados, ni senadores.

De nada sirve no votar por Peña Nieto si el congreso tiene mayoría PRIista. Para reducir el poder de este partido, es necesario cortárselo de tajo. Ni presidente PRIista, ni congreso PRIista.

¡70 años fueron más que suficientes!

Si, Yo soy #132. Lo soy, porque soy un ciudadano que compró la idea de un México democrático durante la “alternancia” y ahora exige que se respete su decisión.

Si deseas contactar al autor, escribe a manuelmanrique@comocrearnegociosexitosos.com.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: