Inicio > Cómo crear negocios exitosos > Las redes sociales y el Efecto Quadri

Las redes sociales y el Efecto Quadri


Acabo de notar que hay muchas personas que entran a leer este artículo tratando de averiguar qué es el Efecto Quadri, por ello, me tomaré un pequeño instante para decirles a qué se refiere.

Quadri es el único candidato ciudadano en estas elecciones presidenciales. De los cuatro contendientes, es el único sin una carrera política. Hasta anoche, era prácticamente un desconocido. Como su partido, no tenia presencia en las elecciones per se pero, tras el debate su notoriedad se hizo evidente. De los cuatro, fue el único en no atacar a sus compañeros de campaña, fue el único en concentrarse en sus propuestas y fue el único en verdaderamente explicarlas. El efecto que esto consiguió para él y su partido fue una gran multitud de comentarios a su favor en la Web, principalmente en Twitter y en FaceBook. Anoche, la gran mayoría concidía en que el ganador del debate había sido Quadri. Incluso, gente de los otros partidos así lo reconocieron al comenzar a darle su espacio e intentar suprimirlo restándole importancia. Este, es el efecto Quadri.

Tras presenciar el debate, las mesas de opinión de los diferentes medios y las opiniones vertidas en la Web con relación al debate de los candidatos a la presidencia de la República para las proximas elecciones en México, me queda claro que quien ganó con este debate fueron las redes sociales.

Los medios pueden decir lo que quieran, como asegura López Obrador al acusarles de otorgar su apoyo incondicional a Peña Nieto, pero la Web -que no admite censura-, dice algo completamente distinto.

La gran sorpresa fue Quadri, quien se concretó a hablar sobre sus propuestas, algunas -para ser realistas-, poco factibles, como su propuesta de hacer del acceso a la Web un derecho, modificando la Constitución para ello y digo que me parece poco realista porque aún hace falta considerar cómo los diferentes proveedores de Internet participarían para hacer realidad esta propuesta y si están dispuestos a permitirlo, en primer lugar.

Los demás candidatos se enfocaron a criticarse unos a otros mientras ignoraban a Quadri, cosa que -según creo-, se modificará en los próximos días aunque -de hecho-, ya comenzó a hacerse evidente, dado que en “México Opina” de CNN, los representantes de los diferentes partidos -con excepción de Nueva Alianza, que no estuvo representada-, empezaron a notar el impacto que el llamado “Efecto Quadri” tuvo a raíz de este debate presidencial.

La forma en que suprimen a Quadri los candidatos de los demás partidos es señalando que él solo busca la prevalescencia del registro de su partido y puntualizando que él tiene claro que está muy lejos de llegar a obtener un resultado favorable en las próximas elecciones. Mientras tanto, estos mismos candidatos se siguen atacando unos a otros, al mismo tiempo que Nueva Alizanza sigue como estrategia el abstenerse de entrar en la guerra sucia y concentrarse en sus propuestas.

Si al lector le parece que en mi artículo dejo ver una clara preferencia por Quadri, en verdad así es. Mi voto será para Quadri.

Me gustaría mantener un aire de imparcialidad en mis opiniones sobre estas campañas y evitar hablar sobre mis preferencias políticas, en primer lugar porque pienso que la elección debe ser individual y no quiero influir en la decisión que cada quien tome. Por eso mismo aclaro que mi elección está ya dada y puntualizo que es mi elección personal. Cada quien tendrá la suya y no pretendo influir en nadie para que tome su propia decisión.

Creo que más que en simpatías personales o hacia la mercadotecnia de los partidos, la elección que como ciudadanos debemos hacer tiene que fundarse en lo que es mejor para el país.

En los distintos medios se inició ya una campaña para suprimir a Quadri, hablando de las escasas posibilidades que tiene, de su retórica, de la poca factibilidad de sus propuestas y suponiendo que su único propósito es mantener el registro de Nueva Alianza.

Sin embargo, las únicas propuestas reales sobre la mesa son las que hizo Quadri. Los demás candidatos solo hicieron lujo de su demagogia, pero hay que reconocer que varias de las propuestas que planteó Quadri son más idealismos que propuestas factibles de llevarse a cabo. Por ejemplo, en lo relativo a la industria de la energía, Quadri pone un especial énfasis en impulsar el desarrollo de la industria productora de energía limpia y fuentes alternativas de producción de la misma. La gran pregunta aquí es: ¿Permitirán los zares de la industria productora de energía tradicional que las propuestas de Quadri lleguen a concretarse?

No obstante, las propuestas de Quadri siguen siendo las únicas propuestas reales sobre la mesa y -aunque para concretarse, muchas de ellas tendrían que enfrentar muy serios obstáculos-, son precisamente aquellas que nos interesa más a los ciudadanos que se realicen.

Es curioso que -contrario a lo que pudiera esperar-, me gustó mucho la participación de López Obrador. Para mí, el segundo lugar en este debate fue para él y el tercero para Josefina Vázquez Mota. Desde mi particular punto de vista, el gran perdedor fue Peña Nieto, quien se vió más a la defensiva y -con este debate, según mi personal perspectiva-, perdió la gran fuerza que tenía antes del mismo.

Hace falta ver -en los próximos días-, si el “Efecto Quadri” modifica el comportamiento de las estadísticas y también es necesario evaluar si la opinión del ciudadano de a pie se modificó tras el debate, aunque -por lo que he podido ver en la Internet-, si hay cambios evidentes; cambios que tienen que pasar -y pasarán-, todavía por el filtro de los medios.

López Obrador hizo un excelente trabajo al poner en evidencia la existencia de una élite que es la que en realidad gobierna a este país -para envidia de cualquier teórico de la conspiración- y no hace falta ser un genio para darse cuenta de que se refiere a los medios.

En lo personal, comparto la opinión de López Obrador, en el sentido de que -desde mi particular óptica-, el “dedazo” ahora se da por mercadotecnia. Quien haya padecido los gobiernos del siglo pasado, sabrá que el “dedazo” era la vieja práctica del presidente saliente de señalar a su sucesor, práctica que se modificó a raíz de las elecciones del 2000 -año en que se produjo la “alternancia”-, que no fue sino la misma sopa -léase Neoliberalismo-, pero con una presentación distinta.

Pero siendo justos, es necesario reconocer que -a pesar de sus evidentes fracasos-, los gobiernos de la “alternancia” han sido efectivos en mantener una economía sana en este país; ¡vaya! digamos -más bien-, en mantenerla estable.

Sé que esto último puede resultar incomprensible para la gente joven -sobre todo para aquellos que votarán por primera vez-, porque a ellos no les tocó vivir las continuas devaluaciones, el denominado “Efecto Tequila” y las crisis económicas del siglo pasado. Ellos dificilmente saben qué es el FOBAPROA y -a consecuencia de esta dulce ignorancia-, desconocen que están endeudados gracias a este fatídico FOBAPROA sin siquiera haber contraido una deuda, y todo ello gracias -principalmente- a las cuestionables prácticas de los gobiernos del siglo pasado.

Siendo justos en este aspecto, es necesario reconocer a los gobiernos de la “alternancia” el haber realizado un enorme esfuerzo por corregir los errores de sus predecesores y que -en cierta medida-, han tenido éxito al lograr la estabilidad económica del país, pero también hay que identificar sus incuestionables fracasos. El actual presidente se supone que sería el “Presidente del Empleo” y -sin importar a quien culpe-, la realidad es que esta promesa de campaña nunca llegó a cristalizarse. En su lugar, desató una guerra sin cuartel contra la delincuencia organizada, lo cual -para ser honesto-, yo aplaudo, pero -entre otras cosas-, no ha hecho más que formar una generación que vive bajo la sombra del miedo.

Sin importar cuál sea su elección, creo que es importante tomar en cuenta la factibilidad de las promesas que los candidatos hacen, su impacto en la economía del país, su consistencia con las circunstancias económicas globales y el impacto en el mediano y largo plazo que todo esto -en su conjunto-, pueda traer para nosotros como ciudadanos.

Esta bien sentir simpatía por un candidato particular, pero la elección tiene que basarse en la capacidad del candidato de su predilección y del partido al cuál representa para efectivamente realizar las promesas que hace en su campaña, la factibilidad de éstas de llevarse a cabo y el impacto que nuestra elección tendrá sobre nuestro propio futuro.

Como bien dijera López Obrador, nosotros votaremos y serán nuestros hijos quienes paguen la factura.

Anuncios
  1. Abraham Anastacio
    junio 13, 2012, 15:38:40 en 15:38

    Amig@s les comparto algunas líneas que escribí apropósito del “Efecto Quadri” después del segundo debate presidencial.

    Efecto Quadri y el recuerdo de Roberto Campa:

    Quizá los que hoy estén en favor del efecto Quadri no recuerden a Roberto Campa y quizá no lo hagan porque en aquel tiempo la edad los ocupaba en otros asuntos (ni más ni menos importantes). Roberto Campa pronunció un discurso político histórico en la Cámara de Diputados frente a la resoluciòn del desafuero de Andrés Manual López Obrador “Yo no estoy en favor de López Obrador; no tengo ninguna razón para defenderlo o para argumentar en su favor, pero sí estoy convencido de que si queremos seguir viviendo en la democracia, son válidas todas las opciones y hay que ganar en las urnas. Pretender eliminar una opción o ganar perdiendo en las urnas implica la renuncia a la única posibilidad que tenemos en este país de construir un proyecto en el que quepamos todos políticamente hablando, y es el proyecto de vivir en la democracia. Si escogemos un camino distinto estaremos excluyendo y estaremos entrando en un escenario de una enorme tensión, un escenario que suponíamos ya estaba resuelto en el país.” (nota del 15 de Abril de 2005, recuperado en: http://www.jornada.unam.mx/2005/04/15/index.php?section=politica&article=010e1pol )(Para saber más sobre el discurso de Roberto Campa ingresa al monitoreo de medios de la Cámara de Diputados del 8 de Abril de 2005 [documento en línea en archivo Word]).

    Lo simbólico del discurso fue que durante una sesión de la Cámara de Diputados, frente a las distintas representaciones de los partidos políticos en el congreso y frente a los medios nacionales que cubrían el evento, el diputado priísta se manifestó en oposición a su partido y por ende en oposición a Manlio Fabio, Chuayfett, Jackson, Madrazo, Pérez Jácome y demás dueños del PRI; el orador fue contundente “no más retrocesos para la democracia” aunque ello implique estar en posición contraria a su bancada. Tal episodio generó simpatías para con el, no sólo de los partidos de oposición, sino de la ciudadanía en general; un político que luchaba por la justicia política más allá de los intereses partidarios.

    Roberto Campa se deslindaría de los políticos tradicionales para convertirse en la esperanza de cambio. Posterior a la ruptura con el priísmo, el señor Campa asume la candidatura a la presidencial por el PANAL (partido recién creado por la señora Gordillo). El candidato dirigió sus discursos a los ciudadanos apartidista, no sólo a todos aquellos que estaban cansados de los viejos partidos, sino también a los que nunca habían votado: los jóvenes que sin duda pedían y necesitaban un cambio renovador.

    Un partido polìtico nuevo y un líder con agallas para romper con los políticos tradicionales resultaría la formula perfecta para atraer el voto de los indecisos, de los ciudadanos cansados de lo mismo. Campa pidió el voto útil; uno de los tres votos que emitiríamos en el 2006. Las razones eran evidentes, sumar poco, pero seguro, lo suficiente para obtener el registro del partido y lo que ello implica (un negocio nuevo para la familia Gordillo).

    Campa decidió apostarle a una nueva etapa en su vida política, quizá en el fondo, el político quería que las cosas cambiaran en un México tan necesitado, no obstante, hoy en día Roberto Campa no figura en la escena política, no tiene voz ni voto en el PANAL, perdió o lo hicieron renunciar al hueso que el gobierno calderonista le dio de premio de consolación. El ex candidato a la presidencia del PANAL en el 2006 es y será siempre aquel personaje preparado, inteligente, audaz, valiente, propositivo, con capacidades de negoción y acuerdo, pero, que a la vez fue políticamente ingenuo al servir de títere a la maestra Gordillo para obtener su registro.

    Por lo tanto, yo me pregunto y le pregunto a los seguidores del efecto Quadri ¿Dónde estarán Quadri y el PANAL después de las elecciones del 2012? ¿Seguirán juntos? ¿Se separarán? ¿Se traicionarán mutuamente? ¿Se consolidará una plataforma política liberal?

    Con respecto al PANAL lo tengo claro, el partido obtendrá su registro y por ende la maestra seguirá acumulando poder y riqueza.

    Con respecto a Quadri, no tengo idea dónde terminará y no dudo que él tampoco lo sepa, sin embargo sospecho lo que la maestra Gordillo le tiene preparado a su Roberto Campa del 2012.

    Por lo tanto, yo digo No al efecto Quadri muy a pesar de la simpatía con algunas de sus propuestas. Pues, el candidato del PANAL oculta su contexto, no ha querido decir quienes conformarìan su gabinete en caso de ganar la presidencia; en su portal oficial se le presenta como un ciudadano sin carrera política y por ende sin vínculos en ella, no obstante, se han filtrado fotos en los medios de comunicación donde es acompañado por algún miembro de la familia Gordillo o en alguna reunión con priístas, el caso más reciente, con Pedro Joaquín Coadwell. Por lo tanto, yo digo No al efecto Quadri.

    Estas líneas son inspiradas por las enseñanzas de mi maestra Valentina Cantón Arjona, de la facultad de Filosofía y Letras “Jóvenes no sólo lean el texto, sino también el contexto”, después del debate y gracias al texto que Quadri hábilmente nos presentó, me vi en la necesidad de leer el contexto. Esta fue mi lectura y se las quise compartir.

    Abraham Anastacio Alonso López Escalera.

    Ciudadano mexicano de 28 años de edad.

    • manuelmanrique9
      junio 13, 2012, 21:00:37 en 21:00

      Muchísimas gracias Abraham Anastacio por tu excelsa aportación. Como bien lo indicas, tras cada día queda manifiesto que Quadri no es más que el plan de contingencias del PRI.

      Aunque -lo admito-, tras el primer debate yo quedé convencido por sus propuestas, eventos recientes me han demostrado que no es más que un truco por parte del PANAL. En mi último artículo hablo precisamente de esto.

      Te agradezco profundamente que te tomaras la molestia de contestar y, por favor, siéntete bienvenido para participar cuando gustes. Incluso si opinas diferente de mi. Eso enriquecería mucho esta labor.

      Muchísimas gracias Abraham Anastacio.

  1. mayo 26, 2012, 19:05:40 en 19:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: