¡Entrega valor a tus clientes!

noviembre 1, 2011, 22:44:46 Deja un comentario Go to comments

¿Quién, sino el cliente, es el responsable del éxito de nuestros emprendimientos? ¿Quién, sino uno mismo, es el responsable de su fracaso? ¡Sí! No busque alrededor al responsable.

Sé que la aseveración anterior es visceral. La gran mayoría de los emprendimientos fracasan porque: (1) No somos capaces de entregar a nuestros clientes el valor que ellos esperan y merecen, (2) No comprendemos la psicología de nuestros clientes completamente, (3) No nos tomamos la molestia siquiera de averiguarla, (4) Intentamos generalizar demasiado, proclamando a los cuatro vientos que somos la empresa líder del mercado, que tenemos todo y hacemos de todo, sin detenernos un breve instante a reflexionar si acaso estamos logrando que nuestro cliente tenga una experiencia satisfactoria y (5) –lo más importante de todo-, no adquirimos la destreza necesaria en la única especialidad que realmente cuenta: NUESTRO CLIENTE.

¿Por qué la gente nos compra? Simple y llanamente porque a través de nuestros productos y servicios satisfacemos una necesidad o un deseo, le ayudamos a enfrentar sus temores y, a través de ello, le entregamos esa sensación de confort que tanto busca.

Todos los negocios tienen una misión social que cumplir. Si no la tuvieran no existirían, en primer lugar.

Hace unas horas, alguien me preguntó en mi blog: “¡Oye Manuel! ¿Qué quieres decir con eso de que todas las empresas tienen una misión social?”. La respuesta es muy sencilla: Los negocios existen para hacer llegar al consumidor productos y servicios que éste requiere porque le hacen sentir bien.

Es como como conquistar a esa persona especial. La seducción consiste en hacer sentir bien a quien se seduce. Cuando una persona se siente a gusto con lo que uno tenga que ofrecerle, esa persona nos buscará una y otra vez.

Nuestro cliente es a quien deseamos seducir y –para conseguirlo-, tenemos que satisfacer esa emoción particular que le insta a buscarnos. Si lo logramos, ese cliente regresará. Si no lo conseguimos, esa persona será un consumidor ocasional que tal vez nos busque nuevamente porque no pudo encontrar lo que busca en ningún otro lugar y lo más probable es que no vuelva si tiene alternativas.

Satisfacer esa emoción que hace sentir bien a nuestro cliente es nuestra misión social.

La mayoría de los negocios no llegan a convertirse en ese éxito rotundo que sus emprendedores imaginaron cuando concibieron esa idea maravillosa, porque el emprendedor se concentra en aspectos que son accesorios y supone que por cumplir con todos los requisitos que el gobierno le impone, con eso podrá salir adelante.

¡No se detiene a pensar por un momento que es el cliente quién hace que su emprendimiento funcione!

Si lo hiciera, podría planificar cada simple aspecto de su emprendimiento para conseguir ese objetivo que es el que deberíamos tener como primordial: ¡Entregar VALOR a nuestro CLIENTE!

Mi nuevo libro “Cómo crear negocios exitosos”, le explica paso a paso, de una manera sencilla y amena, a través de una multitud de ejemplos, el proceso de planificación adecuado para lograr que nuestros clientes vivan una experiencia satisfactoria.

Busque mi nuevo libro a partir de la semana entrante.

por José Manuel Manrique Arreola

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: